Sensor de movimiento

Un sensor de movimiento, en el sector de la seguridad del hogar y las alarmas, es un componente fundamental para cualquier sistema de alarmas y tiene una función vital para la detección de un intruso en cualquier parte de la vivienda. Su objetivo no es otro que dar aviso de la presencia de ladrones en el interior de la vivienda a una central de seguridad que recibe la llamada de socorro.

 

¿Qué funcionamiento tiene un detector de movimiento?

En el mercado se pueden encontrar distintas clases de detectores de movimiento como son los sensores con rayos infrarrojos, los sensores de movimiento con microondas, los mixtos que incorporan los dos sistemas mencionados anteriormente y por último la detección con ultrasonidos.

 

La detección de movimiento extraño dentro del hogar con sistema de rayos infrarrojos  activa el protocolo de seguridad tomando una serie de fotografías que son enviadas directamente a la central de emergencias a partir del momento en que nota cualquier tipo de desplazamiento por encima de los niveles de control.

 

Estos detectores de presencia humana son capaces de diferenciar, en un mapa de calor, cuando la aparición de un intruso interrumpe el campo de visión del sensor de movimiento. Su sensibilidad extrema hace que este sistema no sea recomendable para espacios abiertos, sino que está concebido para su colocación en interiores o accesos de comunicación a otros lugares de la vivienda como pasillos, escaleras, puertas de acceso y de salida, etc. Los detectores PIR son por tanto una gran elección para aumentar la seguridad del inmueble.

 

Los detectores de ultrasonidos, por su parte, son ideales para grandes espacios debido a su capacidad para detectar pequeños movimientos sin embargo cuentan con ciertos inconvenientes ya que también reaccionan ante el paso de objetos o animales. Pero para tratar estos problemas existen detectores de ultrasonidos que se pueden programar para no detectar determinados ruidos habituales del lugar como por ejemplo del sonido de las máquinas en un fábrica de calzado o de un timbre o impresora en una oficina. En algunos casos, algunos de ellos podrán incorporan sensor de luminosidad.

 

Por último se encuentra el sensor de microondas, que actualmente es el menos utilizado para la detección de movimiento debido a su extrema sensibilidad y el alto porcentaje de falsas alarmas que generar durante su función de control.

 

De esta manera con el fin de garantizar una doble protección a los usuarios existe la opción de comprar una alarma que contenga incorporado dos tipos de detección al movimiento como es el caso de los sensores de mixtos o de doble tecnología. Dichos sistemas de sensibilidad tan sólo se activan cuando ambos detectan que se han sobrepasado los límites de prevención prefijados para cada tecnología.

 

Ventajas de instalar un sensor de movimiento

 

La instalación de un sensor de movimiento en el equipo de alarmas del hogar es una garantía de bienestar y total protección frente a posibles intrusos. La seguridad y el control del hogar es un requisito obligatorio en los tiempos que corren donde se han disparado de manera exponencial el número de robos tanto en casas de campo como en viviendas particulares. Invertir en una técnica que permite detectar a intrusos al instante es el mejor escudo protector que un hogar o pequeño negocio puede tener.

 

Los sistemas de seguridad electrónica se configuran como un elemento indispensable en cualquier hogar en el presente siglo y es la mejor manera de prevenir robos en épocas como el verano donde las casas suelen quedar vacías durante unos días o también por las noches, cuando los residentes van a dormir y no existe vigilancia personal del entorno.

 

La incorporación de un detector de movimiento en el interior de la vivienda es un buen método de protección ante posibles hurtos y su discreta instalación hace que los dispositivos de seguridad pasen desapercibos para los malhechores en la mayoría de ocasiones. Esta característica provoca por norma general una huida rápida del intruso o, en el mejor de los casos, que la patrulla policial logre interceptar al ladrón.

 

¿Qué tipo de sensor de movimiento escoger?

 

Cuando hablamos de seguridad lo hacemos de un aspecto fundamental en la vida de las personas. Por ello, hay que pensar que la compra de un sensor de movimiento no es gasto, sino que es una inversión de futuro. Para acertar en la elección del aparato protector es necesario estudiar el mercado y ver qué soluciones ofrece para la detección de movimiento.

 

Los expertos en alarmas realizan un primer examen o toma de contacto de la casa y realizan una planificación de los sectores del hogar en los que será necesario llevar a cabo la instalación de un detector. Los especialistas aclaran la eficacia de los detectores con infrarrojos los cuales presentan un mínimo porcentaje de fallo. Esto convierte a los detectores de movimiento con infrarrojos en los sistemas de protección más utilizados para la seguridad de interiores.

 

En el caso de los infrarrojos existen algunos detectores que incluyen cámara flash con visión nocturna que permiten solicitar a tiempo real imágenes del lugar que se encuentra bajo protección.

 

Precio de los sensores de movimiento

Las alarmas con sensor de movimiento incorporado presentan diferentes precios en función de las características de cada aparato. Los detectores de movimientos simples tienen un precio de adquisición que va desde los 20 hasta los 50 euros, un coste al que habrá que sumar el mantenimiento mensual de los servicios prestados por la empresa de alarmas que oscilará entre los 5 y 15 euros mensuales.

 

Los sensores de movimiento con infrarrojos y cámara incorporada presentan un precio mayor a los detectores simples. En esta caso el coste de compra se mueve en cifras que se sitúan entre los 50 y los 100 euros, además del posterior mantenimiento mensual que ofrece la empresa.

 

Cada aparato cuentan con unas funcionalidades y no todos presentan las mismas funciones. Características como la impermeabilidad o a la calidad de resolución de la cámara son, por ejemplo, dos factores que influyen considerablemente en el precio final.

 

En resumidas cuentas, la alarma con detección de movimiento se configura como un elemento esencial en la protección de interiores ante posibles intrusos.

Mira un Video de como poder hacer tú mismo la instalación de un sensor

Puedes leer otros post relacionados sobre alarmas: